POZOS DE DISIPACIÓN DE ENERGÍA

Los pozos de registro de disipación de energía consisten en una base semiesférica de PEMD moldeada, obtenida por proceso de rotomoldeo. Gracias a la posibilidad de crear las conexiones de entrada y salida a diferentes alturas, la forma particular del pozo permite ralentizar la velocidad de las aguas residuales de salida. Por esta razón, los pozos de registro de disipación de energía se utilizan generalmente donde la línea de alcantarillado se coloca en puntos con pendientes pronunciadas.

La parte final de los pozos se puede realizar con un elemento reductor cónico en PEMD, obtenido por rotomoldeo e injertado en el elemento de extensión adaptado para estrechar el pozo hasta un diámetro de 600 mm para la boca de registro. También es posible soldar en la pared interna de los realces una escalera hecha con montantes de polietileno y peldaños de acero recubiertos de polietileno.