ruta: Drenaje y Dispersión | El drenaje para uso civil
Volver a la home


El drenaje para uso civil


La casi totalidad de las fisuras que se forman bajo la calzada de las carreteras tienen su origen en las filtraciones de agua que provocan la inestabilidad del substrato de apoyo.
 
Resulta prácticamente inútil reconstruir o reparar la capa de asfalto si no se actúa en profundidad eliminando las filtraciones, y recogiendo y evacuando las aguas subterráneas mediante tubos de drenaje.
 
Los tubos para drenaje pueden y deben ser colocados de varias formas, según cada caso.
Por ejemplo el firme de una autopista (o una carretera con tráfico pesado) está constituido generalmente por una calzada impermeable, unos arcenes laterales y una mediana, casi siempre permeable.
 
El agua de lluvia, filtrada a través de las zonas permeables, si es absorbida por la estructura de apoyo de la carretera, acabará por ocasionar daños estructurales a la misma. (ver fig. 1)


Fig. 1 - Colocación de los drenes a lo largo de una autopista
 
A tal efecto, el tubo se colocará en la parte interior de la carretera. En el caso de carreteras construidas a media ladera, parte excavada y parte en relieve, se recurre a la técnica del drenaje de interceptación en el que el tubo se coloca en la parte interior de la carretera con el fin de evitar las filtraciones entre la zona impermeable y la zona del relleno. (ver fig. 2).


Fig. 2 - Colocación de los drenes a lo largo
de una carretera a media ladera